LA MELODIA DEL LOBO MOCKUP.jpg

LA MELODÍA DEL LOBO

No tientes al lobo, podría comerte...

Tras la muerte inesperada de su padrastro, Melissa descubre que ha sido vendida en matrimonio para saldar su deuda. 

No le conoce, pero todos temen hablar de él.

Solo existe una salida; huir para hallar refugio en casa de su abuela, aunque para ello deba atravesar el bosque oscuro, cuyo dueño es el mismo hombre que la acecha. 

Puede sentir su sombra cerniéndose sobre ella. 

Percibe sus pisadas acercándose a ella. 

El destello cristalino de sus ojos grises la acorralan convirtiéndola en su presa. 

Melissa desconoce que posee algo que él anhela y que tal vez sea su única salvación cuando caiga en las garras de Cassian, el lobo feroz.   

paradigma

Alexa ha agotado todos sus ahorros y el sueño de viajar al extranjero para hacer experiencia en su carrera se ha esfumado al igual que cada céntimo que había en su cuenta bancaria. 


Admitiendo su derrota, sabe que tendrá que regresar a casa de sus padres con el rabo entre las piernas y un cartel en la frente de fracasada. Es entonces cuando una oportunidad única, surgida de la más pura casualidad aparece ante ella. 

Ser la asistenta personal de un excéntrico artista no parecía complicado, pero cuando se trata de Chevalier Le Noir, 
alias el caballero negro, 
nada será como lo había imaginado... comenzando por dormir en la habitación de al lado.

Una casa que parece un mausoleo.

Un sótano al que le está prohibido el acceso.

Y personas encapuchadas que entran y salen a altas horas de la madrugada. 

«Chicas... creo que mi jefe es un capo de la mafia o tiene montada una secta del copón, hablo en serio, 
esto me huele a chamusquina de la mala»

Un mes Alexa, solo debes aguantar treinta míseros días con el gay buenorro que está como una chota para ver cumplido tu sueño.

MOCKUP2 PARADIGMA.jpg
mockup cuarta institutriz.jpg

LA CUARTA INSTITUTRIZ

Lady Amelia Barston es una joven de gran belleza que ha decidido entregar su vida a la enseñanza convirtiéndose en una joven institutriz. Oculta bajo un aspecto sencillo y modesto decide aceptar un puesto de trabajo lejos de su ciudad para huir de las cicatrices del pasado que le atormentan.

Edward de Leinster, lord de Badenoch, regresa a casa tras la trágica muerte de su hermano mayor teniendo que ocupar su lugar como heredero al ducado de Leinster. No solo debe afrontar los pormenores de su herencia, sino que también deberá hacerse cargo de sus rebeldes sobrinas.

 

Desesperado por encontrar alguien que se haga cargo de las pequeñas, acepta a una joven institutriz sin referencias cuya belleza le deja sin aliento.

Él sabe que ella oculta su pasado. Ella es consciente de que jamás podría amarlo, pero la atracción que despiertan el uno hacia el otro se vuelve cegadora para ambos.