Comentarios del foro

Juego de tronos
In Series y pelis favoritas
Phavy Prieto
05 may 2019
eso sería muy heavy....
1
Juego de tronos
In Series y pelis favoritas
Se abre la veda sobre teorías conspiradoras
In Oh là là
Phavy Prieto
01 may 2019
Os dejo con el POV de Edmond para que comencéis a debatir... En el momento en que entré en aquella sala de juntas y alcé la vista para contemplar a los presentes, mis ojos repararon en aquel rostro de aspecto dulce a la vez que aniñado, en esos labios jugosos y carnosos que tanto había anhelado besar en más de una ocasión, aquellos ojos expresivos cuyo brillo chispeante había provocado que se colaran en mis sueños y cuyas pestañas podían provocar un vendaval. El recuerdo de todos aquellos sentimientos duró un ápice de segundo, el tiempo que tardé en recordar que solo era una escaladora social. ¿Qué hacía en aquella sala de juntas? Es más, ¿Qué demonios hacía en mi empresa cuando le dije que no la quería volver a ver cerca de mi o mi familia? Tenía muy claro que la quería lejos de allí, lo suficiente para no ser una tentación, en un lugar tan remoto que no sintiera los latidos de mi corazón como lo hacía en los momentos en que ella estaba presente. ¿Cómo había podido llegar a creer que ella sería diferente?, ¿En qué iluso mundo creí que ella podría darme lo que nunca había encontrado en otra mujer? La indignación hizo que mi sangre hirviera de cólera. Creí que ella sería distinta. Pensé que sería diferente, pero no solo vino con el cuento de que estaba embarazada cuando era técnicamente imposible que yo fuera el padre, sino que aceptó aquel jodido cheque demostrándome que esas habían sido siempre sus intenciones; obtener dinero. «Pues bien, no obtendría ni un solo céntimo más de mi» Había dado por hecho que sería una ayudante, tal vez aprendiz e incluso mi mente divagó hasta incluso pensar que podría ser la amante de Olive Dufort puesto que dotes no le faltaban porque si algo había de admitir es que lucía incluso más hermosa que cuando la conocí, pero lo que menos había esperado escuchar es que ella fuera el diseñador que tanto me había obstinado en tener en mi empresa, que ella, precisamente ella era Olive Dufort. No. Aquello solo era una broma de mal gusto, una burla a mi persistencia, pero allí, en aquel documento oficial que aquel abogado acababa de mostrar sobre la mesa quedaba más que claro que sí, ella era el diseñador emergente, ella era la que poseía aquel notable talento y por primera vez en mi vida tuve un dilema al que hacerle frente porque tendría que tomar una decisión demasiado difícil; renunciar a mi orgullo o exponer al ridículo el apellido de la Court.
11
3

Phavy Prieto

Colaborador
Más opciones